VISITA AL MUSEO ARQUA


El museo ARQUA, situado en Cartagena (Murcia), está dedicado especialmente a la arqueología subacuática, y por consiguiente, a la  restauración y exposición de sus hallazgos. Afortunadamente, hemos tenido la ocasión de visitar sus instalaciones. Como no podía ser de otra manera, la información encontrada será mostrada a continuación, con objetivo de ampliar e ilustrar la parte teórica del blog.
Trataremos principalmente las civilizaciones griega, fenicia y romana (debido a la situación geográfica de Cartagena), además de algún rasgo de la navegación en la Edad Media.
Los fenicios fueron grandes navegantes, además de una de las primeras civilizaciones en realizar expediciones marinas (en torno al 1000 a.C. ya habían surcado extensamente las aguas de sus alrededores). Mediante herramientas y ensamblajes rudimentarios consiguieron surcar el Mediterráneo, colonizando y ocupando diversos territorios de el llamado "Mare Nostrum". Sus descendientes, los púnicos, heredaron esa gran capacidad y los conocimientos para una navegación efectiva, basada en la colonización.
Precisamente, el equipo de investigación y restauración de ARQUA es el protagonista del hallazgo de un barco fenicio mostrado anteriormente en el blog. Los estudios y análisis de sus materiales denotan que es del siglo VI a.C. 
Se trata del barco Mazarrón, encontrado en unas condiciones muy favorables.En la foto adjunta se muestra una réplica de la embarcación fenicia.


La extracción de un hallazgo de tal calibre (y su posterior conservación y restauración) requiere la intervención de especialistas cualificados a la par de unas instalaciones idóneas (cámaras a presión, temperatura e iluminación adecuadas). Un movimiento brusco o la exposición de sus materiales a unas condiciones no favorables pueden provocar su destrucción o deterioro definitivo. 
Un ejemplo de tal fragilidad que nos  dieron fue el de la celulosa que contiene la madera. La extracción brusca y en seco del Mazarrón provocaría la desintegración (debido a la contracción de la celulosa) de la madera. Además, se debe realizar un proceso de depuración del agua(extracción de la sal) paulatinamente, ya que si se sumerge en agua exenta de sal, las consecuencias serían fatales. Por otra parte, el museo ARQUA dispone de una serie de paneles informativos (muchos de ellos electrónicos) donde se plasma información (más que suficiente para nuestra investigación) sobre las distintas civilizaciones y sus métodos de navegación, lo cual está plenamente relacionado con la organización del blog.

Como se muestra en imágenes, dichos paneles aportan información precisa (enfocada principalmente a la tecnología de construcción naval), que complementa perfectamente la teoría expuesta en entradas anteriores. 
También se ofrece y expone información sobre la estructura del barco (composición material del casco, la clase de timón, etc.). Además se muestra un sextante, un astrolabio náutico y un octante(de izquierda a derecha respectivamente). Dichos instrumentos permitieron el enorme avance de las rutas comerciales en la Edad Media.
 Por supuesto, sería para nosotros todo un placer ampliar aún más la información hallada en el museo ARQUA, pero ya sea por tiempo o por recursos, se ve limitada esa opción. Sin duda, queremos agradecer tanto a los profesores organizadores de la excursión como a los miembros del museo poder presenciar el material que durante gran parte del curso hemos estado tratando. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada